Panoptica olkusz con una visita de regreso a la panoptica africana

Olkusz existe como una ciudad curiosa con muchas bicicletas. Por el bien de los viajeros, el centro actual existe como punto de partida para muchas alusiones en la ciudad. Desde Olkusz, casi antes del rango de los valles jurásicos más maravillosos, de manera similar los señuelos en las provincias son tentadores, cuando las deformaciones de la fortaleza de Rabsztyn también los círculos de Male Zieleniec Swojski. Olkusz, donde la preposición de los problemas se dedica a los hoteles, también es una ciudad comprensiva para los amantes de las colecciones de museos ubicuos. Su hermano mira en el edificio de oficinas Machnicki. Por lo tanto, no vale la pena abstenerse del Museo Africano, que durante las escapadas de la ciudad moderna. Establecido por el Dr. Bogdan Szczygieł, es una agenda totalmente importante para todos los panelistas africanos. Desde 1971, el resto que el Dr. Szczygieł trajo al centro de padres entre los deberes africanos se está familiarizando. Con el curso de su colección vivió para multiplicarse, y luego gracias a los dones de curanderos independientes y powsinogi. Gracias a esto, Olkusz supuestamente se jacta de una deliciosa selección de las acciones de la criatura que llegaron a los círculos de la Pequeña Polonia desde la perspectiva de África. Por extraño que parezca, hay un hermano contemporáneo de las colecciones más sensibles de este corte en Polonia terminada. Omnipotente también ve carpas, disfraces, así como una impresionante colección de cámaras musicales. La suma está preparando un golpe colosal sobre los turistas y provoca que puedan moverse con la hoguera de Olkusz a la valentía del África negra.